Tecnología 3D de BMW: Lamborghini impreso en Casa

BMW ha presentado su nuevo concept car, un modelo 3D que se puede imprimir en casa. Así que, Sterling Backus y su hijo, han decidido fabricar su Lamborghini por medio de impresoras 3D para escritorio. Y, realmente el resultado ha sido todo un éxito. Nos recuerda a Vision M Next, un coche deportivo BMW que puedes descargar gratuitamente su modelo en 3D.

Sterling es físico, y ha estado al mando del proyecto para imprimir por medio de la tecnología 3D, un coche a escala natural. Decidió consumar el proyecto en su propio garaje y así, puede enseñarle al hijo las grandes posibilidades que brinda la ingeniería, ciencia y tecnología.  Es un proyecto verdaderamente hermoso, que sirve para incentivar a muchos a que se lancen a la impresión en 3D de formato grande.

«Con la impresión en 3D de este Lamborghini, Sterling logró cumplir su sueño, pues, siempre deseó un coche superdeportivo. La limitante siempre fue el coste de este tipo de automóvil. Pero, gracias a la tecnología 3D, y bajo un coste relativamente más económico, este físico materializó su deseo.»

Coches impresos en 3D

Cuando están ligados en un mismo proyecto los coches y la impresión 3D, se debe tener presente que, normalmente, los coches incluyen solo ciertas piezas fabricadas por medio de la impresión 3D. Pues, esta tecnología, por sí misma, realmente no tiene lo suficiente para diseñar y fabricar un coche completo.  

Pero, esto no ha impedido que siempre estén surgiendo nuevos proyectos en este sector, y que entre los resultados se encuentre la disminución de costes. Y bueno, es gracias a la tecnología de la fabricación aditiva que muchas piezas de los coches pueden optimizarse, ganando peso y volumen. De esta forma se incremente la capacidad de los vehículos.

El Lamborghini impreso en 3D

Con la impresión en 3D de este Lamborghini, Sterling logró cumplir su sueño, pues, siempre deseó un coche superdeportivo. La limitante siempre fue el coste de este tipo de automóvil. Pero, gracias a la tecnología 3D, y bajo un coste relativamente más económico, este físico materializó su deseo.

Desarrollo del proyecto

Sterling poseía ciertos conocimientos sobre la impresión en 3D, pues, tenía experiencia trabajando con las impresoras 3D con tecnología FDM. En este proyecto, utilizó exactamente las impresoras 3D CR-10S, la CR-105S y la QIDI Xpro.

En el diseño del cuerpo del coche, utilizó 220 bobinas de los filamentos termoplásticos. El PLA lo usó en los paneles de la carrocería, debido a la gran estabilidad dimensional que posee. Mientras que el ABS y el ASA lo utilizó en las carcasas de faros delanteros y las luces posteriores. Por otro lado, para las piezas internas que necesitan una resistencia alta, usó nylon relleno con fibra de carbono.

Esta impresión no fue tan fácil, incluso, para diversas pruebas se usaron aproximadamente 50 carretes.

Junto con la impresión en 3Dm también ha usado otras metodologías usadas en la fabrica tradicional, por ejemplo, como el corte con chorro de agua, el mecanizado CNC y hasta el método de encapsulado de fibra de carbono. Para que el coche fuera completamente seguro, el marco se fabricó en acero.

Coste y tiempo

Sterling duró 16 meses trabajando en el proyecto. Invirtiendo, por lo menos, 1 hora/día. Su inversión fue de aproximadamente unos 20.000 dólares. Un coste muy bajo, si lo comparamos con el precio de este tipo de coche.

El Lamborghini impreso en 3D no se encuentra a la venta. Sterling desea llevarlo a las escuelas de la localidad para que los pequeños se interesen en la ingeniería, la ciencia y la tecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *